Microcréditos urgentes sin nómina ni aval

Sin nómina

La mayoría de empresas financieras que ofrecen préstamos y créditos te solicitan justificar tus ingresos aportando las últimas nóminas, para comprobar que estás trabajando y que podrás devolver el dinero en el tiempo previsto. Pero existen muchas personas que no disponen de una nómina pero si tienen ingresos habituales, como son los pensionistas, los receptores de una prestación o ayuda por desempleo o los trabajadores autónomos.

Para todas estas personas existen algunas entidades que si ofrecen la opción de prestarles dinero justificando fuentes de ingresos distintas a la nómina de los trabajadores por cuenta ajena. Asi, si estas en esta situación, podrás disponer de microcréditos rápidos de entre 50 y 800 euros para utilizar en lo que más lo necesites y superar un momento de necesidad imprevisto.

Las empresas que ofrecen microcréditos sin nómina son las siguientes:

Las tres últimas, además, permiten obtener dinero rápido sin disponer de ninguna fuente de ingresos, ni nómina ni pensión ni desempleo, pero si es así seguramente deberás aportar algún tipo de aval que garantice el dinero prestado. Puedes acceder a una lista completa de microcréditos sin nómina en este comparador de créditos rápidos.

Los créditos rápidos son pequeños préstamos a corto plazo con unos requisitos mínimos que se ofrecen para aquellas personas que no pueden acceder a los préstamos personales habituales que ofrecen las entidades financieras. Se conceden en muy poco tiempo y normalmente el mismo día de la solicitud se dispone del dinero en la cuenta corriente.

No hay que justificar en qué se va a utilizar el dinero y la confidencialidad es total. Se utilizan habitualmente para pagar gastos que han llegado de forma imprevista o para abonar facturas que no pueden retrasarse y que llegan a final de mes o en un momento en el que no disponemos de liquidez. El período de devolución no suele superar los 30 o 40 días, pero es posible alargar el plazo pagando una penalización.

Es conveniente advertir de que estos microcréditos no es conveniente utilizarlos como forma de financiación habitual o para grandes cantidades, ya que los intereses y gastos que se pagan por su contratación son bastante elevados y puedes endeudarte demasiado.